Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2015

Ahora tu mente es mía

Imagen
Ahora tu mente es mía... Sí, es mía.
En este mismo momento te prestaste voluntariamente para que en las próximas líneas yo me adueñe de tu cabeza y te lleve a viajar por los pensamientos que yo quiera. Cada una de las cosas que yo escriba a continuación las vas a imaginar, las vas a pensar sin que puedas oponer ninguna resistencia, a menos que dejes de leer en este mismo momento, obviamente.
Seguramente pensarás que soy un soberbio, agrandado o estúpido. Miralo de la manera que más te guste o plazca pero si seguís leyendo estás prestándote cada vez más para llevar a cabo mi cometido. No te asustes ni tengas miedo, aunque quizá estás pensando que es divertido. Estoy casi seguro que estarás imaginando que es una pavada lo que leés y que yo soy aún más pavo por haberlo escrito. Igual quedate tranquilo/la que no soy ningún raro. Sólo soy un castor. Sí, como lo leíste, un castor. Seguramente imaginarás un castor escribiendo este texto en una máquina de escribir en este preciso instante ¿No…