Dinero



Papeles y trozos de distintos metales, objetos que no tienen valor... ¿Qué valor se podría darles a estos materiales casi inservibles es su conjunción? ¿Qué se podría hacer con estos objetos?

Permítame decirle que se puede hacer hasta las cosas más descabelladas. Todo es posible en un mundo con dinero. Es el poder materializado. Invento que existe desde hace añares, invento que todo lo destruye y todo lo construye. Poder a merced de quién lo posea.

Lazos entrelazados que existen desde los principios de la vida viéndose enredados como cables, generando chispas de odio, resquemores, envidia y enojo. ¿Quién causa esto? ¿Quién es capas de atreverse a entrometerse en cosas tan delicadas ubicadas en el seno de cualquier familia? Hace falta un poco de moral y ética para darse cuenta que esos lazos son intocables. El señor dinero es capas de todo en su mundo.
Lazos de los mas fuertes se ven afectados por este señor, lazos que hasta entonces estaban hermanados, los hermanos.

Creo que no existe nada más poderoso que un nexo entre hermanos, excepto por el dinero que, como ya hablamos, es el señor todo poderoso. Los hermanos son dos o mas complementos que encajan a la perfección, que casi nadie los puede vulnerar, hasta podría decir que me solidarizaría con el pobre infeliz que no tenga la oportunidad de experimentar la fantástica sensación de tener un hermano.

La palabra hermano según el Diccionario de la Real Academia Española es una "Persona que con respecto a otra tiene el mismo padre y la misma madre, o solamente el mismo padre o la misma madre." Si la definición no la entiende, se la hago mas fácil con mis propias palabras y experiencias: es la persona que es un amigo, compañero, acompañante, psicólogo, animador, con la misma preocupación de padre y madre. Podría seguir definiendo esta fantástica palabra pero con estas expresiones alcanzan para comprenderse bien el concepto.

Ahora, ¿Qué pasaría si un hermano se vuelve en su contra? ¿Qué pasaría si se vuelve su enemigo?... Si todas esas definiciones dadas pintaban una realidad, las últimas dos preguntas lo pintan todo de otro color. El pintor que decide cambiar la brocha y tiene la decisión de cambiar nuestra habitación de otro color es el "señor dinero". Este señor no es dueño de nada pero tiene un poder de persuasión nunca antes visto y es capas de convencer hasta la mente más dura y pétrea para romper estos lazos tan nombrados y convertirlos en dos o mas dueños inmobiliarios locos y confrontados entre sí por cambiar la habitación al color que más le convenga a sí mismo.

Los hermanos siempre seguirán siendo hermanos a pesar de que no se respeten mis definiciones, y es aquí el punto en donde llevar la palabra hermano sobre la espalda pesa más que el objeto más pesado que se le ocurra en este momento. Me animaría a decir que es como una condena que se lleva hasta el cajón, un sufrimiento silencioso.

Como en el ejemplo de los hermanos, existen millones de ejemplos a nuestro alrededor también influidos en mayor o menor grado por el dinero.

Muchas veces pienso, y cada vez tengo más razones para hacer una campaña para renombrar este planeta como "Planeta Dinero".

PD: si alguna vez encuentran algo que no tenga que ver con el dinero me avisan.


Entradas más populares de este blog

¿Para qué era que queríamos ser grandes?

Algo como la gente

Nada es como antes